¿Cuáles son los signos y síntomas de EPOC?

Es muy posible que al comienzo de la enfermedad esta no cause síntomas o al menos síntomas de importancia, ya que estos suelen ser leves.

A medida que la enfermedad se agrava los síntomas del EPOC empeoran. Algunos de los síntomas y signos más comunes de la Enfermedad pulmonar obstructiva crónica son:

Signos de la EPOC

Signos de la EPOC

  • Presión en el pecho
  • Sensación de ahogo o falta de aire, sobre todo durante la actividad física.
  • Sibilancias (Chillidos o silbidos producidos al respirar)
  • Tos persistente o que causa mucha mucosidad (También conocida como la “tos de fumador”)

Otro de los síntomas comunes que sufren los enfermos de EPOC es la alta posibilidad de sufrir gripe o resfriados con bastante frecuencia.

No todas las personas que presentan estos síntomas tienen porque padecer la EPOC y tampoco todos los enfermos de EPOC tienen porque padecer estos síntomas.

Muchos de los síntomas de la EPOC son parecidos a los síntomas de otros problemas de salud y enfermedades, es por eso que si usted presenta estos síntomas es recomendable acudir a su médico para averiguar si usted sufre o no EPOC.

Cuando los síntomas son leves es probable que usted no los note ni preste la atención que merecen adaptando incluso su estilo de vida para que le sea más fácil respirar. Por ejemplo, tal vez decida ir en coche a un lugar cercano en vez de ir andando para evitar asfixiarse.

Con el paso del tiempo los síntomas pueden empeorar hasta el punto de tener verse obligado de acudir al médico.

La intensidad de los síntomas va a depender del grado de daño pulmonar que haya ocasionado la enfermedad.

Los enfermos de EPOC fumadores desarrollan daños pulmonares mucho más rápido que los no fumadores.

Los enfermos de EPOC grave pueden desarrollar otros síntomas diferentes como por ejemplo:

  • Perdida de peso
  • Disminución de la capacidad muscular
  • Hinchazón de las piernas, pies o tobillos.

Algunos de los síntomas de la EPOC grave podrían requerir de tratamiento médico urgente, por lo que se recomienda acudir con carácter de urgencia a un hospital (Solicitando ayuda si fuese necesario) si usted presenta alguno de estos síntomas:

  • Si le late el corazón demasiado rápido.
  • Si no está mentalmente alerta.
  • Si las uñas o labios se le ponen grises o morados. (Esto indicaría bajas concentraciones de oxígeno en la sangre)
  • Si le cuesta trabajo hablar o recobrar el aliento.
  • Si el tratamiento que se le indicó para cuando sus síntomas empeorasen no estuviese dando resultado.
Compártelo!Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0